Saludo. A los pies de Nuestra Madre

El lunes 18 de mayo se abre una nueva fase en este tiempo tan extraño que estamos viviendo. Y en esta fase podremos celebrar la Eucaristía, bajo las debidas restricciones, en la Basílica ante el Santísimo Sacramento y a los pies de Nuestra Señora de las Angustias. Y lo haremos siguiendo escrupulosamente las directrices que han establecido las autoridades sanitarias. La misa de 11 horas de cada domingo puede ser, por ahora, un momento de encuentro entre los miembros de la Hermandad. Como ya sabéis, las personas mayores están dispensadas, medida muy adecuada para evitar riesgos innecesarios. Y en cualquier caso, debemos acudir con mascarilla; también con guantes si lo creéis necesario. En esto debemos ser sumamente cautelosos y dar ejemplo. En fin, os invito también a echar una mano en el acceso a la Basílica (entrada y salida de fieles), cuando nos sea solicitado.

Con las fases que nos van devolviendo poco a poco a la normalidad, quiero felicitar una vez la labor mantenida sin desmayo por los voluntarios/as de la Obra Social durante este tiempo, en que tanta falta hace y que necesita la aportación de todos (no olvides ofrecer tu donativo para la Obra Social), y asimismo a todos los que han contribuido elocuentemente con sus Relatos y a los responsables de nuestra página web, porque han cumplido con la misión esencial de mantenernos en contacto. Los Relatos se irán consumiendo en los próximos días, pero han dejado un poso de conocimiento, emoción y compromiso en nuestras vidas. Muchas gracias.

El Hermano Mayor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!