Feliz año nuevo. 475 aniversario fundacional de la Hermandad

¡Felicidades a todos los miembros de la Hermandad con ocasión del Año Nuevo!

Recibimos con gran ilusión este 2020, año en el que la Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de las Angustias cumplirá 475 años de vida continuada. Fue, en concreto, el 26 de octubre de 1545 cuando se aprobaron las primeras constituciones de nuestra Hermandad.

Una efeméride que nos llena de orgullo y sobre todo nos exige responsabilidad.

Porque somos eslabones de una cadena de devoción que cuenta ya con muchas generaciones de hermanos que han puesto su empeño en preservar la Imagen de Nuestra Señora y en difundir su devoción.

Nuestra conmemoración será en esencia un acto continuado de autorreflexión. Es una efeméride pensada especialmente para las hermanas y los hermanos de nuestra corporación. A ellos se dirigirán los actos previstos, aunque algunos los compartiremos con toda Granada, que cada día nos ofrece lecciones de amor a su Patrona, la Virgen de las Angustias.

En concreto convertiremos las tardes de los segundos viernes de mes en “jornadas de puertas abiertas”, a las que invitaremos de forma especial a las cofradías y hermandades de Granada para que compartan con nosotros una visita al patrimonio de la Hermandad y al ajuar de la Bendita Imagen, así como los cultos mensuales que celebramos en esos días a las 20 h., concluyendo con procesión eucarística por el interior de la Basílica.

Por supuesto, la Caridad es un aspecto esencial de la conmemoración, como lo fue en los orígenes de nuestra Hermandad. En este sentido me alegra anunciar que ya se han dado los primeros pasos para la adquisición de más espacio en el Centro Plural de Caridad, tal y como aprobó el cabildo general de hermanos. La aspiración en este año es que, además de las tareas habituales de atención a familias que lo necesitan, nuestro centro sea punto de encuentro hermanos en el que compartir tiempo, actividad y conversación. La Obra Social es para nosotros el “séptimo manto” de la Virgen de las Angustias, pues a los seis bordados que atesora, cabe unir éste bajo el que también se cobijan sus hijos, y de forma especial los más desfavorecidos.

La programación se irá jalonando de actos culturales diversos, visitas guiadas y, claro está, de iniciativas de formación orientadas a la conmemoración, una formación que, como tercer pilar de la Hermandad junto al culto y la caridad, es urgente impulsar. En este sentido, os pido mayor sensibilidad y disponibilidad en este campo, del que “todos, sin excepción, estamos necesitados”. Y de forma especial a los más jóvenes, que tendrán una presencia especial en este aniversario.

Y en los preparativos he de agradecer la labor intensa y callada de los integrantes de la Junta de Gobierno y de tantos voluntarios y voluntarias que a diario dan a la Hermandad lo mejor de sí.

Los actos de culto acostumbrados de la Hermandad tendrán un aliciente de reflexión y orientación hacia el aniversario. Se trata de reconocer en ellos “nuestra propia identidad”, la idiosincrasia de una hermandad patronal, que resume y asume las variadas condiciones que le ha otorgado la historia: devocional mariana, penitencial, samaritana, sacramental… A ninguna de ellas renunciamos, es nuestro patrimonio inmaterial, pero también el material. Las imágenes sagradas ligadas a la Hermandad son un activo esencial en el culto, la devoción y la catequesis, porque para esos tres fines fueron concebidas. Su presencia en los cultos será potenciada desde el convencimiento de su plena vigencia, a día de hoy, como polo de atracción y propuesta evangelizadora. En torno a nuestra tradición y a los retos de futuro, estamos llamados a ser misioneros y pondremos al “servicio de la misión” todos los elementos de que disponemos.

Evidentemente, lugar de privilegio, junto a Cristo-Eucaristía, ocupará la bendita Imagen de Nuestra señora de las Angustias, a la que veneramos todo el año y, con profusión, en el mes de septiembre. La ofreceremos de nuevo a Granada entera, a quienes, de aquí o de allá, buscan sinceramente su amparo, deseando que vibren junto a nosotros en jornadas emblemáticas como las del 15 de septiembre, con su ofrenda floral, la devota novena, con la presencia de nuestro Arzobispo, y la procesión del último domingo de ese mes.

Pero también recabaremos su mirada cercana en el mes de octubre, con actos piadosos para disfrute de los hermanos y de quienes deseen acompañarnos, así como una eucaristía de acción de gracias que nos recuerde el entrañable momento de la fundación, evocando la profundidad de sus primeras reglas y la firmeza del compromiso de los fundadores. Todo lo haremos desde la mutua colaboración con nuestra Parroquia, a todos los niveles, y con sus sacerdotes, ejemplo de celo pastoral y guía permanente en el devenir de la Hermandad. Sin esa “comunión eclesial” sencillamente estaríamos perdidos.

Y, desde luego, procederemos mirando hacia nuestro interior, como comencé exponiendo en esta reflexión, celebrando una jornada de retiro, convivencia y reflexión compartidos, ya a la altura del mes de noviembre, pues en nuestras manos, en nuestras mentes y en nuestras intenciones está la responsabilidad de profundizar en ese compromiso, con fidelidad a nuestra historia y, sobre todo, con la apertura y decisión que exigen los retos del futuro.

Esto y mucho más podremos compartir en este año de gracia y de celebración que nos brinda la alegría de ver cumplidos 475 años de vida de Hermandad.

El programa será desgranado a las juntas directivas de los cuerpos de horquilleros, Palieros y Hermanas Cofrades el próximo 17 de enero y presentado a todos los miembros de la Hermandad en la charla formativa de finales de ese mes. No te la pierdas.

Que nadie desfallezca ni se sienta ajeno a la conmemoración. Es tan tuya como mía. Refuerza la confianza en ti mismo como miembro de esta “gran familia” que es la Hermandad. Sólo desde nuestro espíritu comunitario, desde el nosotros, tendrá pleno sentido la conmemoración. Y en esos momentos de encuentro tendré el placer de saludarte personalmente.

Un efusivo saludo en el Señor, invocando la alabanza a nuestra Madre: ¡Viva la Virgen de las Angustias!

El Hermano Mayor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!