Postcamarín

Las paredes del poscamarín recogen propiamente los dolores de la Pasión:

  • Cuarto Dolor: Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario.
  • Quinto Dolor : La muerte de Cristo entre los dos ladrones (incluyendo el pasaje de la lanzada)
  • Septimo Dolor: El cuerpo de Cristo descendido de la cruz para ser enterrado.

Antes de este séptimo dolor, faltaría el sexto, que no se representa en pintura por tratarse precisamente del misterio de las Angustias, simbolizado en la Imagen Patronal. En su lugar se representa a una Dolorosa sedente, atravesado su pecho por las siete espadas.

Completan este ciclo de la Pasión la entrañable escena de Jesús despidiéndose de su Madre para ir a padecer y la coronación de espinas.

En el techo, los angelillos que portan más instrumentos pasionistas: caña, flagelo, jarra y bacinilla; sudario y clavos; escalera; cordel y columna.

Y en las jambas de la puerta de salida dos pequeñas pinturas representan el final del ciclo: el cuerpo de Cristo depositado en el sepulcro y el ángel y las mujeres en el sepulcro vacío, es decir el anuncio de la Resurrección.

 

  • Postcamarín
  • Postcamarín
  • Postcamarín

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!