Hermandad

Con la cristianización de Granada a raíz de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, se inicia la devoción granadina a la Virgen de las Angustias, en una ermita ribereña cercana al puente del Genil, en terreno de huertas. En esa ermita se veneraba un cuadro del pintor Francisco Chacón, donado por la reina Isabel, con la imagen de la Virgen de las Angustias.

Cuadro de Francisco Chacón

Cuadro de Francisco Chacón

La devoción fue en aumento y por iniciativa de veinte hortelanos de los alrededores de la ermita, en 1545, se fundó una Hermandad para rendirle culto. El libro de las Constituciones de la Hermandad, fue aprobado por la autoridad eclesiástica el 26 de octubre de 545 y su título era “Regla y luz de Ordenanzas de la Cofradía de las Angustias y Transfixión de Nuestra Señora y de Santa Susana y Santa Úrsula”. La Hermandad era de devoción mariana y tenía un carácter abierto, exigiendo a sus miembros ciertos requisitos de orden moral. Su sostenimiento corría a cargo de todos los hermanos mediante el pago de las correspondientes cuotas.

La importancia de la Hermandad fue en aumento, se le añaden nuevas reglas y el 7 de marzo de 1556 se convierte la Cofradía Devocional, en Hermandad de Penitencia y de Sangre, que realizaba procesión de disciplina pública y estación de penitencia el jueves santo por la tarde. Se portaban dos imágenes, la de Cristo Crucificado, imagen que preside la actual sacristía, y la de Nuestra Sra. de las Angustias. Este carácter penitencial se mantuvo durante el resto del siglo XVI, potenciando la veneración a Nuestra Sra. de las Angustias.

En el año 1567, por mediación de D. Juan de Austria, hermano de la cofradía, Felipe II le concedió terreno junto a la ermita, para edificar un hospital que no llegó a ser construido, alzándose en cambio, una pequeña iglesia que se acabó en 1585.

Posteriormente en 1604, el arzobispo D. Pedro de Castro la constituyó en parroquia aneja a la de Santa María Magdalena y seis años más tarde, en 1610, la hizo parroquial independiente y se colocó el Santísimo Sacramento.

Una vez que el templo sede de la Hermandad se convirtió en iglesia parroquial, se llevó a cabo la siguiente reforma añadiéndole nuevas reglas y adquiriendo el 17 de mayo de 1612, el carácter de Hermandad Sacramental que ha mantenido hasta la actualidad, Desde ese momento, se tituló Hermandad de Nuestra Sra. de las Angustias y del Santísimo Sacramento. La gran devoción hacia la Virgen y el aumento de vecindario atraían tanta gente, que hubo necesidad de edificar otra iglesia, cuya construcción duró desde 1664 a 1671.

Antiguo Hospital

Antiguo Hospital

El deseo de dotar a la Hermandad de una naturaleza propiamente Hospitalaria se cumplió en 1674, fecha en la que se terminó el hospital, “para cura y regalo de los pobres enfermos hermanos de esta cofradía”. Para su gobierno, se añadieron nuevos capítulos a las constituciones de la Hermandad. En un principio fue un hospital para uso restringido de los hermanos, pero más tarde amplió su labor asistencial y se atendieron a otros muchos enfermos, cofrades o no. En este sentido hay que destacar la gran función social que desempeñó la Hermandad y el gran prestigio que consiguió con la labor desarrollada.

El elevado coste del mantenimiento del Hospital así como los muchos gastos y ocupaciones que gravaban sobre la Hermandad, motivó la fundación de la primera sección de la Hermandad, el Cuerpo de Horquilleros, creado en abril de 1678 a propuesta del entonces Mayordomo, el Sr. Conde de Monte Suma y cuyas reglas fueron aprobadas en diciembre de ese mismo año. Los Horquilleros debían costear la horquilla mediante el pago de una determinada cantidad y eran los encargados de portar la sagrada y venerada Imagen. El número inicial, fue de doce más el Decano, ampliándose con seis nuevas plazas en 1683. Desde entonces se convirtieron en elemento imprescindible en sus salidas procesionales, lo que le dio un notable prestigio y la pertenencia a este Cuerpo se convirtió en un gran honor. En la actualidad son más de mil setecientos los Hermanos Horquilleros.

En pleno siglo XVII, la popularidad de la Virgen de las Angustias, había sobrepasado a la de otras devociones marianas que había en Granada, como la de Ntra. Sra. de la Antigua. El auge de la devoción era paralelo al aumento del culto. El citado año 1671, con motivo de la dedicación del nuevo templo de Nuestra Señora de las Angustias se celebraron fiestas durante ocho días del mes de septiembre, éste fue el precedente de las fiestas principales a la Virgen de las Angustias que termina ron por establecerse definitivamente en el mes de septiembre a partir de 1887. Desde este siglo XVII, la veneración fue prendiendo en todos los granadinos hasta convertirse en la devoción principal para encomendar a la divinidad las necesidades colectivas. Al mismo tiempo la Hermandad adquiere un gran esplendor, como lo demuestran la obtención de muchas gracia s papales: bulas, indulgencias y otras concesiones, y las referencias de Jorquera quien en sus Anales de Granada decía que la Hermandad era “una de las cofradías más ricas de Granada y su limosna es muy crecida por la gran devoción y veneración que Granada tiene con esta milagrosa Imagen”

En el siglo XVIII, la Hermandad alcanzaba la protección por parte de la Corona, desde que el rey Fernando VI declaraba a la Hermandad de su Real Patronato, nombrándose Hermano Mayor y vinculando esta gloriosa prerrogativa, perpetuamente en su real familia y en su descendencia. El título de Real Hermandad, se aprobó e l 26 de febrero de 1747 y desde entonces el Rey es Hermano mayor perpetuo de esta Hermandad.

La ayuda de la Virgen de las Angustias sobre Granada ha sido patente en todos los tiempos y ocasiones, desde el siglo XVII el pueblo la aclamaba como su Patrona, pero era necesaria una confirmación solemne de la Iglesia. De aquí nació en todos los granadinos el deseo de pedir a la Santa Sede el reconocimiento oficial como Patrona de la ciudad, gracia que fue otorgada por el Pontífice León XIII el 5 de mayo de 1887, siendo posteriormente coronada con gran solemnidad el 20 de septiembre de 1913. Ambos son hechos gloriosos dentro de la historia contemporánea de la Hermandad y desde el citado 1887 la Hermandad puede considerarse Patronal, así como su salida procesional y los cultos principales.

La Muy Antigua, Pontificia, Real e Ilustre Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. de las Angustias, ha desempeñado un notable papel en general en la historia de Granada y en particular en su historia eclesiástica. Actualmente cuenta con más de dos mil hermanos/as entre sus distintas ramas. La Hermandad ha evolucionado a lo largo del tiempo y una cosa no ha cambiado en ella: la profunda devoción a su Excelsa patrona y el celo por extender su gloria, no olvidando que Ella será siempre el amparo de Granada.

 

Nuestra Señora de las Angustias

Nuestra Señora de las Angustias. Patrona de Granada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!