Nuestra Acción de Gracias

Acabado el mes de septiembre, este primer domingo de octubre es una magnífica ocasión para dar gracias. Porque en situaciones extraordinarias como las que vivimos, la Hermandad ha logrado completar todo su programa de cultos: las eucaristías con las corporaciones (con tan sólo dos ausencias), en algunos casos ofrecidas por miembros fallecidos en las actuales circunstancias; la función del días 15, celebrada por nuestro Arzobispo, así como toda la Novena, incluyendo la misa ofrecida por los Horquilleros y las Hermanas Cofrades (día 25) y la función de los Palieros (27 de septiembre); las Vísperas con participación del Consejo Parroquial y las eucaristías del último domingo de mes, desde las seis de la mañana; la Ofrenda y la Procesión, aunque en formatos distintos: ofrenda solidaria en la tarde del 15 de septiembre, con excelentes resultados y presencia de público, los tres días en que la Sagrada Imagen ha permanecido en su trono, en rogativa por las consecuencias de la pandemia y acción de gracias por los favores recibidos, y lo que se ha llamado “procesión inversa” en la tarde del día 27, porque fueron los fieles los que desfilaron ante la Sagrada Imagen de Nuestra Señora de las Angustias, colocada en la nave central de su Basílica y ataviada con la corona de su coronación y el “manto del pueblo”.

No ha faltado en el homenaje a nuestros mayores, en las personas de amplia trayectoria en la Hermandad designadas por los distintos cuerpos. Y la confección de mascarillas, la tarjeta solidaria de salida o los donativos presenciales y on line que han jalonado las jornadas más importantes. Hemos llevado asimismo las estampas de la Virgen a las parroquias e información sobre la hermandad y la devoción de la Virgen a pequeños de distintos centros de enseñanza.

Se cumplieron nuestras citas culturales, como la edición del cartel de la ofrenda y su pública presentación por José Luis Pareja, la impresión y distribución de nuestra revista, la exposición permanente, la edición de un libro digital con los relatos “para quedarse en casa”, la exposición “Divinos protectores” de las obras de Jorge Marín, la elaboración de un emotivo video por Francisco Castro con infinidad de imágenes, estrenado el último domingo de septiembre…

De este modo esa jornada evocaba la tradicional procesión de la Virgen, como también hicieron los medios de comunicación de Granada, emisoras de radio, prensa escrita, televisiones locales, que contaron siempre con la colaboración de la Hermandad y que hicieron presente de una forma viva en los hogares de Granada la devoción desbordante hacia la Virgen de las Angustias, tanto ese día como el de su onomástica, 15 de septiembre.

Todo ello, junto a las lógicas disculpas a quienes hayan podido perjudicar las decisiones de la Hermandad, tomadas desde luego con la mejor voluntad, es motivo sobrado para el agradecimiento.

Agradecimiento hacia entidades externas, como las que nos proporcionan avituallamiento en las jornadas de mayor trabajo, El Corte Inglés, Coca Cola, Cervezas Alhambra, Disbesa, Puleva… Gratitud hacia todas las corporaciones participantes en los cultos, en muchos casos con su ofrenda de flores, y las instituciones granadinas, cuya colaboración ha sido fundamental, destacando el papel de nuestro Ayuntamiento, en sus distintos servicios, entre otros protocolo, policía local, cuerpo de bomberos y Protección Civil. Agradecimiento a tantos y tantos granadinos que acudieron a nuestra cita solidaria con donativos individuales, anónimos, y colectivos, como los realizados por las cofradías de la Aurora y del Cristo de San Agustín, la Hospitalidad de Lourdes, las Religiosas del Sagrado Corazón, las Damas del Pilar, los miembros de la tuna, la asociación de guías de turismo, grupos municipales, asociaciones de vecinos, grupos jóvenes de hermandades… y tantos otros que pedimos disculpas por omitir sus nombres, pero que reciben por igual nuestro agradecimiento. Gracias a los que han ofrecido a la Virgen de lo mejor de su esfuerzo, como el capitán Gabriel Vallejo, el pintor Manuel Pérez o el bordador Jesús Arco. Gracias a nuestras corporaciones hermanas del Rosario y de las Angustias de la Alhambra, que nos acompañaron el día 15. Deuda de gratitud con los expresados medios de comunicación, y de una forma especial, por la retransmisión de las celebraciones litúrgicas, a la televisión diocesana Virgen de las Angustias TV y a la delegación de Medios de Comunicación de nuestra diócesis.

Por supuesto, los colaboradores más cercanos a la Hermandad merecen también nuestro reconocimiento, como son los grupos parroquiales en su variedad, colaboradores en la liturgia, exorno y limpieza de la iglesia, el organista D. Luis, los sacristanes y otros servicios de la Basílica, incluyendo nuestra coral (siempre predispuesta, aunque este año no haya podido deleitarnos, como otros tantos coros que suele acompañarnos). Mención especial de gratitud hacemos a los sacerdotes que en abundante número han participado en los cultos de este mes, religiosos y sacerdotes diocesanos, al Capellán Mayor de la Capilla Real y a nuestro Vicario General, a los que están adscritos a la Parroquia, de forma especial nuestro Párroco Emérito D. Francisco y nuestro Consiliario D. Blas. Reconocemos el esfuerzo que ha supuesto para D. Javier, nuestro arzobispo, acompañarnos este año en tantas y continuadas jornadas.

Desde la propia Hermandad se ha seguido este mes de una manera infatigable, desde las oficinas y desde el altar, desde la Obra Social, los equipos de trabajo en torno al traslado y vestimenta de la Sagrada Imagen, la Secretaría, la Tesorería y la Prefectura de Ceremonias, desde la extraordinaria labor en la página web y las redes sociales, desde la mesa de póstula y la recogida de alimentos y productos de higiene, desde las “custodias” de la Virgen y los encargados de organización y protocolo. Por todo ello, muchas gracias. A quienes han contribuido a animar este mes de septiembre, con entrevistas (Encarna Vargas) o con el exorno floral de nuestra Madre (Álvaro Abril y sus colaboradores), con el caudal de sus fotografías, atentos a cada instante de los vividos en la basílica, como José Velasco y Antonio Mezcua, Fernando López, Manuel Lirola y diversos miembros de la Hermandad. Gracias, en fin a todos, hombres y mujeres, los que han dado siempre lo mejor de sí mismos, como los voluntarios de la Exposición Permanente y de la Obra Social, éstos bajo la coordinación del Vice-Hermano mayor, a nuestros jóvenes acólitos y nuestros lectores, nuestros hermanos oficiales y camareras de la Virgen, en sus delicadas tareas, y la labor entregada de los miembros de la Junta de Gobierno y de tantos y tantos Hermanas Cofrades, hermanos Palieros y caballeros Horquilleros.

Tened por seguro que vuestra entrega, fruto del amor a la Virgen María, hace grande a esta Hermandad a punto de cumplir sus 475 años de vida. Sea esta nuestra acción de gracias.

El Hermano Mayor

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!