Último domingo de Septiembre

No por esperado cada año se nos hace más especial.

Hoy es la jornada en que todas las miradas, confiadas y expectantes, se vuelven hacia esa “Madre de amores que adora Granada entera”.

Hoy me dirijo especialmente a ti, hermano y hermana de nuestra Hermandad, porque 475 años de historia no son nada ante la vivencia actualizada que se hace cado año, cada vez que el primer domingo de otoño despunta sobre las airosas torres gemelas que imprimen su sello inconfundible a la Carrera.

Sí, la Carrera, su calle por excelencia. Hoy nuestro corazón se ha transformado en esa calle tan especial y en él recreamos cada uno de sus pasos elegantes revestida de majestad. Así debe ser y así va a ser. La repetida expresión de “la procesión va por dentro” cobra este 27 de septiembre de 2020 un significado muy especial, en la diversidad de sus sentidos, y tú lo sabes bien.

Desde antes del amanecer, como si de un anhelado rosario de la aurora se tratara, ya se suceden las misas en la Basílica y por la tarde mantendrá sus puertas abiertas cuando habitualmente las tiene cerradas durante su procesión anual. Este año tiene un “itinerario” muy especial, de modo que la Carrera o la calle Ganivet, Reyes Católicos y Gran Vía, Cárcel Baja, Pasiegas o Marqués de Gerona, Alhóndiga y el Embovedado, se reducen una sola “calle”, el interior de la Basílica de nuestra Patrona.

Pero no faltará la plegaria de rogativa y de acción de gracias, como siempre se ha hecho ante la Virgen puesta en andas, ni faltarán los vivas y los aplausos, no faltarán piropos y confidencias, tampoco recuerdos y nostalgias, sentimientos compartidos, tradiciones familiares…, la fuerza de todo un pueblo, unido por el mismo espíritu mariano con una pasión compartida. Hoy muchos hogares de Granada se harán procesión de gloria y la Virgen de las Angustias los visitará sin salir de su casa.

Por tanto, nada habrá cambiado, si miramos en nuestro corazón. Si en él albergas a la Virgen de las Angustias, vive este día con ternura y sin tristeza. Y lleva tu entusiasmo, “hoguera de fe y de amor”, a Granada entera.

Feliz día de la Virgen, que nos ampara ahora como siempre, hoy más que nunca.

El Hermano Mayor

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!